“Hay que cambiar la forma de trabajar en la administración pública local”

interior sabadell

Irene Santos| Barcelona

17 de diciembre 2014

 El Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona) es uno de los más activos a nivel nacional en planificar y ejecutar propuestas en torno a las Smart cities. Josep Ayuso -Teniente de alcalde de Presidencia (PSC)- está detrás de una de las iniciativas más ambiciosas desarrolladas por la ciudad en este ámbito, y que se ha plasmado en el programa Sabadell Smart City. Aglutinador de relevantes propuestas, este proyecto encuentra su mejor mentor en los datos que refleja: “gracias a la eficiencia energética –señala Ayuso- hemos conseguido un ahorro económico de más de 2,2 millones de euros y 2.200 toneladas de CO2 al año, que son cifras significativas para una ciudad de tamaño medio como Sabadell”.

  

Con el leitmotiv, “Medium – sized , high- quality cities” , la segunda edición del Sabadell Smart Congress se celebró el pasado mes de abril. ¿Qué conclusiones más relevantes se extrajeron del citado evento?

 Hubo algunas ideas clave que aplicadas conjuntamente representan casi una “revolución urbana” y que se resumen en que la sostenibilidad ambiental no está reñida con el beneficio empresarial, y, de hecho, puede ser la gran fuente de creación de puestos de trabajo del siglo XXI.

[pullquote]Las ciudades, donde se concentrará el 70% de la población mundial en el año 2050, es el lugar donde se juegan los retos climáticos y medioambientales del planeta. [/pullquote]

 Las ciudades, donde se concentrará el 70% de la población mundial en el año 2050, es el lugar donde se juegan los retos climáticos y medioambientales del planeta. Específicamente por lo que respecta a energía, la producción, la distribución y la comercialización energética se tienen que entender como una red multidireccional de flujos de energía y de información, la llamada “smart grid”. En esta “smart grid” están llamados a tener un papel preponderante la movilidad eléctrica y los edificios urbanos residenciales o de equipamientos como micro-productores de energía.  La conectividad a internet de las máquinas (internet of things) es también clave en muchas de las nuevas tecnologías orientadas a los servicios urbanos: sensores, contadores inteligentes, sistemas de geolocalización, medios de pago, etc.

 Estas nuevas tecnologías se están aplicando transversalmente a diversos servicios urbanos (transporte público, energía, seguridad ciudadana, recogida de residuos).  Las tecnologías permiten la obtención de información en tiempo real que bien gestionada transversalmente se puede transformar en conocimiento para mejorar la gestión de los servicios urbanos. Las plataformas tecnológicas desde la nube (cloud) pueden ser una solución para facilitar la gestión de esta información. El ciudadano ya es digital y esto es motor de cambio y de negocio en muchos sectores: e-government, e-commerce,  m-health, seguridad ciudadana, etc.  Los gobiernos locales también están llamados a cambiar organizativamente para adaptarse a la nueva situación: mayor apertura (datos abiertos), mayor flexibilidad en los contratos, mayor grado de colaboración público-privada (partenariados público-privados), y más participación de la ciudadanía.

 Girona y Sabadell se convierten en “sister city” durante el curso 2014-2015 ¿En qué consiste este acuerdo?

 A través de este acuerdo, el Ayuntamiento de Girona y la Universidad de Girona, como patrones de la Cátedra Smart City, colaborarán con Sabadell para la promoción del concepto de ciudad inteligente. Uno de los principales objetivos del convenio es la elaboración de 15 proyectos de ciudad inteligente para Sabadell en el marco del Máster Universitario en Ciudades Inteligentes, a cargo de estudiantes del máster tutorizados por técnicos municipales; proyectos y experiencias que, una vez finalizados, compartirán las dos ciudades para el aprendizaje mutuo.

 La eficiencia energética es una de las claves de su plan de Smart city ¿nos puede resumir los proyectos más destacados en este ámbito? 

[pullquote]Gracias a la eficiencia energética hemos conseguido un ahorro económico de más de 2,2 millones de euros y 2.200 toneladas de CO2 al año, que son cifras significativas para una ciudad de tamaño medio como Sabadell.[/pullquote]

Gracias a la eficiencia energética hemos conseguido un ahorro económico de más de 2,2 millones de euros y 2.200 toneladas de CO2 al año, que son cifras significativas para una ciudad de tamaño medio como Sabadell. Este ahorro proviene tanto de la reducción del consumo eléctrico en los equipamientos municipales, como de la gestión hídrica y de los residuos. Proyectos como la telegestión del riego, la recogida neumática de residuos y la renovación de flota de recogida de residuos con vehículos Euro VI y eléctricos han contribuido a este ahorro.

 ¿Qué modelo siguen en el alumbrado? ¿cree que es vital contar con un plan de alumbrado público inteligente?

 Sí, ya que esta actuación supone un ahorro previsto de 1 millón de euros al año de media y un ahorro energético del 30%, que en estos últimos años de dificultades económicas, ha sido vital para disminuir el gasto en la factura energética y la huella medioambiental del ayuntamiento.

Sabadell ya tiene el 30% de su alumbrado público con tecnología LED,  fruto del cambio de modelo de gestión, a través de una Empresa de Servicios Energéticos (ESE). La inversión total alcanzó los 6,5 ​​millones de euros y se realizó a cargo de la empresa de servicios. Las nuevas luminarias convirtieron a Sabadell en la primera ciudad española de más 200.000 habitantes con este tipo de modelo de gestión. Además de la introducción de LED, la regulación del flujo de las luminarias, y la telegestión y la telelectura de los cuadros eléctricos del alumbrado público han contribuido también a este ahorro, ajustando la intensidad del alumbrado a las necesidades reales y permitiendo un conocimiento más ágil de los consumos.

 ¿Qué papel adquiere el ciudadano en la Consolidación de  Sabadell como ciudad inteligente? ¿qué herramientas utilizan para promover la interactividad con el ciudadano?

 Estamos trabajando mucho para promover la interactividad con el ciudadano, de hecho estamos elaborando nuevos portales web, como por ejemplo el de parques y jardines, el de movilidad, el de residuos o el de vivienda. Así, como la nueva página web de los autobuses urbanos de Sabadell que también dispone de App móvil, donde se puede consultar las paradas más cercanas y el horario de las líneas de autobuses.

[pullquote]Estamos trabajando mucho para promover la interactividad con el ciudadano.[/pullquote]

Además, también hemos implantado un portal de Open data,  como muestra de transparencia y con el objetivo de favorecer la reutilización de los datos del ayuntamiento para la creación de nueva actividad económica, y numerosos trámites administrativos pueden hacerse ya en línea. Otro campo de interacción con el ciudadano ha sido la eficiencia energética, con el proyecto de cesión de contadores inteligentes de electricidad a más de 100 hogares y el asesoramiento en eficiencia energética a comercios. Podemos seguir avanzando más en la utilización de las nuevas tecnologías para la co-participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, o también para que los ciudadanos puedan aportar de forma más ágil información al ayuntamiento que sirva para mejorar la gestión del tráfico, los residuos, la seguridad ciudadana, etc. No olvidemos que España es uno de los países más “tech” del mundo, con mayor penetración de Internet y especialmente de los teléfonos móviles inteligentes (84% de la población).

 ¿Cuáles son los próximos retos a los que se deben enfrentar las ciudades inteligentes?

 El principal es la coherencia del modelo que estamos implantando, que no sea sólo una suma disgregada de proyectos sino que se integre en un plan global, para evitar ineficiencias y duplicidades. Para ello hay que cambiar la forma de trabajar en la administración pública local, para que sea mucho menos vertical y permeable entre departamentos municipales, pero también con otras administraciones públicas, empresas, universidades y ciudadanos (la llamada cuádruple hélice de la innovación). Otro reto importante es indudablemente el de la financiación de los proyectos, que hay que focalizar en iniciativas que generen ahorros económicos en el gasto corriente del ayuntamiento o bien que tengan un gran componente innovador que pueda recibir financiación de otras entidades, como la Comisión europea o el Banco europeo de inversiones. La gran mayoría de los proyectos de ciudad inteligente de Sabadell no han sido financiados principalmente por el ayuntamiento, sino por los programas marco de la Comisión europea, los fondos de cohesión, el Banco europeo de inversiones, etc.

 ¿Se han interesado otros Consistorios –a nivel nacional o internacional- en el modelo desarrollado en Sabadell?

 A nivel internacional, ya se han realizado 2 visitas de representantes de diferentes ciudades de Corea del Sur, interesadas en el modelo de recogida neumática de residuos instalada en el centro de la ciudad.  Además  en el mes de abril de este año firmamos un convenio de colaboración con la ciudad de Vicente López de Argentina, cuyo objetivo es establecer una e-Community donde los técnicos municipales de las dos ciudades, y sus respectivos ecosistemas de innovación, compartan las mejores prácticas de cada ciudad.

[pullquote]A nivel nacional han despertado mucho interés los proyectos de telegestión del riego de los parques y jardines, recogida neumática de residuos y gestión del alumbrado público. [/pullquote]

A nivel nacional, por parte de los municipios de la Red española de ciudades inteligentes, de la que Sabadell es miembro fundador, han despertado mucho interés los proyectos de telegestión del riego de los parques y jardines, recogida neumática de residuos y gestión del alumbrado público a través de una empresa de servicios energéticos (ESE), y de hecho Sabadell ha liderado una iniciativa de creación de un modelo de ordenanza tipo de riego disponible para las ciudades de la RECI.

 ¿Qué respuestas han recibido por parte del tejido empresarial a estas iniciativas? 

 Muy positivas por parte tanto de empresas de servicios urbanos como tecnológicas, que lo ven como una oportunidad para innovar en sus procesos de gestión o bien como una nueva posibilidad de negocio.  También es remarcable que muchas pequeñas empresas innovadoras están dispuestas a ofrecer sus proyectos experimentales a un coste reducido para aquellas ciudades que quieran tomar el liderazgo en la implantación de proyectos de ciudad inteligente.  Notamos también una gran predisposición a la colaboración técnica e intercambio de información, plasmada en Sabadell en la creación del partenariado “Sabadell ciudad inteligente” con 28 entidades (empresas, centros de investigación, etc.), así como en proponer a la Comisión europea proyectos susceptibles de recibir financiación del programa Horizon 2020 en consorcios formados por ciudades, empresas y centros de investigación.

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>